Buscador
Sumedh Deorukhkar
Sumedh Deorukhkar
Economista Senior
Madrid

Sumedh Deorukhkar se incorporó a BBVA Research en 2011. En 2019 comenzó a trabajar como Economista Senior en la Unidad de Previsiones Financieras y Económicas, en Madrid. Entre las principales responsabilidades de su puesto se incluye la realización de análisis de flujos de carteras mundiales y escenarios macroeconómicos.

En el ejercicio de sus funciones previas en calidad de Economista Senior en Asia, tuvo la oportunidad de trabajar en Hong Kong y en Bombay, y firmó varios análisis de investigación económica sobre China, India y la Asociación de Naciones de Asia Suroriental, la ASEAN. Asimismo, estableció una estrecha colaboración con el equipo de ventas de renta fija de BBVA para ofrecer perspectivas macroeconómicas a los clientes de BBVA en toda la región, incluidos varios bancos centrales asiáticos. También fue responsable de proporcionar información estratégica a la dirección de BBVA sobre el potencial fintech en Asia.

Anteriormente, Sumedh trabajó con ICICI Bank, el mayor banco del sector privado de la India, en calidad de economista para el Departamento del Tesoro. Allí, publicó infinidad de documentos acerca de la economía estadounidense y los mercados financieros de todo el mundo.

Sumedh suele utilizar las redes para compartir sus perspectivas sobre la economía y su trabajo suele ser objeto de mención entre las principales publicaciones de la prensa salmón. No solo es poseedor de un Máster en Ciencias (MSc) en Economía por el Indira Gandhi Institute of Development Research —institución de investigación avanzada fundada por el Banco de la Reserva de la India—, sino que ostenta un grado especializado en Gestión de Riesgos Financieros de la Global Association of Risk Professionals (GARP) de EE. UU.

Últimas publicaciones

El BCE ha anunciado una moderada reducción del ritmo de las compras de activos bajo el PEPP para el próximo trimestre, en comparación con los dos trimestres anteriores. La decisión fue tomada por unanimidad en vista de las favorables condiciones de financiación y de la ligera mejora de las perspectivas de inflación.
La primera reunión de política del BCE tras la revisión de su estrategia de política monetaria estuvo marcada por la falta de unanimidad, lo que probablemente refleja un intenso debate entre los miembros dovish y hawkish.
El BCE ha adoptado un objetivo de inflación simétrico y más claro (2%), y ha adoptado como permanente los instrumentos que actualmente utiliza. El cambio ha sido menos ambicioso que el de la Fed, como cabía esperar. En cuanto al cambio climático, el BCE está claramente más comprometido pero depende de otras instituciones.