Buscador
Tomasa Rodrigo
Tomasa Rodrigo
Economista Principal
España

Tomasa Rodrigo es actualmente responsable de proyectos Big Data en BBVA Research relacionados con el análisis económico, social y geopolítico. Tiene una gran experiencia trabajando con infraestructuras en la nube, grandes masas de datos de índole financiera y social (medios de comunicación y redes sociales). Ha publicado varios artículos sobre el seguimiento de eventos geopolíticos, sociales y económicos con Big Data y ha sido mencionada en sonados blogs como O’Reilly y Forbes.


Es licenciada en Economía por la Universidad de Granada (Summa Cum Laude) donde trabajó de ayudante de investigación dos años. Realizó un Máster en Análisis Económico en la Universidad Carlos III de Madrid (Nota de la tesis:10/10) y ejerció como docente de Econometría durante un año. También realizó un máster en Big Data impartido por IBM.


Además, ha publicado en revistas académicas como Eurasian Journal of Social Science y ha colaborado en periódicos y revistas como El País y presentado en importantes foros de debate en el área de la ciencia de datos como Bancos Centrales, Big Data Spain, Machine Learning Spain y Google Cloud Summit.

Últimas publicaciones

Los conflictos relacionados con Irán se intensificaron. Asimismo, podría abrirse una etapa incierta en la disputa entre Israel y Palestina con la nueva escalada de violencia entre Israel y Hamás. EE.UU. y China han iniciado nuevas negociaciones comerciales. Las elecciones en España y Ucrania se situaron en el punto de mira. La situación en Venezuela sigue siendo delicada.
Las fuerzas lideradas por EE.UU. han capturado al último reducto del ISIS en Siria. En Venezuela, la presencia rusa podría desencadenar riesgos a escala regional. En Asia continúa la presión de EE. UU. sobre Corea del Norte. En Argelia continúa la inestabilidad, llevando al presidente Bouteflika a renunciar. Las tensiones sociales deberían disminuir de aquí en adelante.
La inversión directa exterior de China continuó su tendencia bajista en 2018, y el sector energético siguió siendo su principal destinatario. La proporción de países que participan de la Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda, es cada vez mayor, pese a que otros países siguen experimentando sentimientos encontrados con respecto a las inversiones del gigante asiático.