Fecha de publicación
Desde
Hasta
x

Área personal


¿Ólvido su contraseña?
x

Inicie sesión para participar



¿Aún no estás registrado? Regístrate ahora
x
Realiza tu búsqueda introduciendo el texto
Realiza tu búsqueda por otros criterios

Situación Andalucía. Segundo semestre 2017

Por

El crecimiento del PIB de Andalucía alcanzará un 3,2% y un 2,5% en 2017 y 2018, respectivamente. Se crearán 206.000 puestos de trabajo hasta el final de 2018, pero la tasa de desempleo seguirá aún por encima del 23%. Pese a que se recuperará el nivel de PIB pre-crisis, crear más y mejor empleo sigue siendo el principal reto.

Envía tu comentario


1.Editorial

Por

El avance de la economía andaluza continuará en 2017 y 2018. Esto se apoyará en un entorno externo favorable y la política monetaria expansiva del BCE. Pese a ello, la necesidad de continuar reduciendo los desequilibrios de la región obliga a seguir avanzando en nuevas reformas que ayuden a elevar el crecimiento de la productividad mientras se mantiene el del empleo.



2.Perspectivas de crecimiento de la economía andaluza

Por

El PIB de Andalucía continuará creciendo pese a las incertidumbres, con aumentos del 3,2% en 2017 y 2,5% en 2018. Esto es consistente con la creación de 206 mil empleos en el bienio 2017-2018, lo que permitirá una reducción de la tasa de paro hasta el 23,2%.



3.R1. Encuesta BBVA de Actividad Económica en Andalucía. Tercer trimestre de 2017

Por

Los resultados de la Encuesta BBVA de Actividad Económica en Andalucía correspondientes a 3T17 muestran una visión de mejora sobre el trimestre corriente, aunque las expectativas se muestran algo menos positivas de cara el último trimestre del año. Ello es consistente con la senda que está mostrando el crecimiento andaluz.



4.La evolución del gasto y los ingresos autonómicos entre 2003 y 2016

Por

El análisis de los gastos y los ingresos autonómicos entre 2003 y 2016 muestra que Andalucía presenta algunas peculiaridades. El nivel de inversión aumentó significativamente más que en el promedio durante la fase expansiva precrisis, mientras que el gasto en intereses se mantiene claramente por debajo de la media tras el comienzo de la crisis.






Envía tu comentario