alert_servicealert_serviceENTRAR user_add user_add NUEVO USUARIO

¿Ólvido su contraseña?


No cerrar sesión
Fecha de publicación
Desde
Hasta
x

Área personal


¿Ólvido su contraseña?
x

Inicie sesión para participar



¿Aún no estás registrado? Regístrate ahora
x
Realiza tu búsqueda introduciendo el texto
Realiza tu búsqueda por otros criterios
img_publication Artículo de Prensa

Finanzas sostenibles: cada vez menos verdes

El País (España)

Por

La sostenibilidad en general, y el impacto del cambio climático en particular, cada vez tienen mayor relevancia desde la perspectiva de la regulación y la supervisión financiera. Especialmente desde el discurso sobre de la tragedia del horizonte de Mark Carney en 2015: cuando el cambio climático empiece a ser un riesgo relevante y puede ser demasiado tarde para revertirlo.


La sostenibilidad en general, y el impacto del cambio climático en particular, están cobrando cada vez mayor relevancia desde la perspectiva de la regulación y la supervisión financieras. Especialmente desde el discurso sobre de la tragedia del horizonte de Mark Carney en 2015: cuando el cambio climático empiece a ser un riesgo relevante para la estabilidad puede ser demasiado tarde para revertirlo.

El objetivo final es que los riesgos climáticos se integren en el sistema con sentido económico y financiero: que todos los actores incorporen progresivamente en sus modelos de negocio, estrategias y gobierno corporativo los riesgos y las oportunidades de variables medioambientales, sociales y de gobernanza con una perspectiva de largo plazo. Supervisión, regulación e incentivos son clave para romper la tragedia del horizonte.

Es necesario avanzar de manera firme en el corto y en el medio plazo. Las partes implicadas han de estar coordinadas a nivel global, europeo, nacional y local. Cabe destacar el compromiso que, de manera creciente, vienen reafirmando todos los interesados: organismos internacionales, reguladores, supervisores, autoridades públicas y sector privado.

Cabe resaltar dos acontecimientos recientes: el Plan de Acción de la Comisión Europea (PACE) para financiar el crecimiento sostenible del 8 de marzo, y la reunión inaugural de la Red de Bancos Centrales y Supervisores para una Economía más Respetuosa con el Medio Ambiente (NGFS en inglés) del 24 de enero.

El PACE, dentro de la Unión del Mercado de Capitales, refleja el liderazgo de la UE y su visión de largo plazo para lograr un sistema financiero más respetuoso con el medio ambiente, que sea estable y eficiente (para una mejor formación de precios) con efectos positivos para la economía (crecimiento económico y creación de empleo).

El NGFS está compuesto por 8 instituciones: Banco de Inglaterra, Banco de Francia, Banco Central de Alemania, Banco Central de los Países Bajos, Autoridad Supervisora Sueca, Banco de México, Autoridad Monetaria de Singapur y Banco Popular de China. Con un enfoque supervisor y macrofinanciero, su propósito es establecer un marco de gobernanza, compartir experiencias e identificar mejores prácticas en relación a los riesgos medioambientales y relacionados con el cambio climático. Es la primera iniciativa de estas características.

En España, se espera un borrador de Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición energética durante este primer trimestre del año.

Las finanzas sostenibles, todavía en estado incipiente, van estando cada vez menos verdes. Han dejado de tener un peso minúsculo en el sistema (financiero), pasando a ser una condición necesaria para el crecimiento económico estable en el largo plazo.

“Lo que hacemos en vida tiene su eco en la eternidad”, reza el proverbio latino que hizo famoso una película.

Envía tu comentario
Envía tu comentario