Fecha de publicación
Desde
Hasta
x

Área personal


¿Ólvido su contraseña?
x

Inicie sesión para participar



¿Aún no estás registrado? Regístrate ahora
x
Realiza tu búsqueda introduciendo el texto
Realiza tu búsqueda por otros criterios
img_publication Artículo de Prensa

Retos 2017

Diario ABC (España)

Por

Retos para 2017 hay muchos, pero de entre los económicos, los más importantes se pueden resumir en mantener el crecimiento, incrementar el empleo y aumentar los salarios.


 

Retos para 2017 hay muchos, pero de entre los económicos, los más importantes se pueden resumir en mantener el crecimiento, incrementar el empleo y aumentar los salarios. Respecto al primero, la recuperación empezará a encontrarse con cada vez mayores resistencias. Por ejemplo, desde el exterior, el entorno será algo menos favorable debido al aumento del precio del petróleo, el descenso de las exportaciones al Reino Unido (brexit) y al debilitamiento de los efectos positivos de la política monetaria. A nivel interno, la “demanda embalsada” (aquella acumulada en los años de incertidumbre), se empieza a agotar, mientras que la política fiscal se tornará contractiva, después de dos años de expansión.

Respecto al empleo, uno de los principales escollos será la incertidumbre que se pueda observar sobre el marco legal que habrán de enfrentar las empresas durante los próximos trimestres. En particular, recientes decisiones jurídicas, junto con el debate sobre la reforma laboral en el Congreso, pueden elevar la incertidumbre sobre la contratación y la inversión. Todos los análisis que se han realizado al respecto de los efectos de la reforma laboral apuntan a que ha tenido beneficios que justifican su mantenimiento, al mismo tiempo que ponen de manifiesto la insuficiencia de las medidas aplicadas, sobre todo para reducir la temporalidad y el desempleo de larga duración.

Por último, el reto más importante durante los próximos años será el de incrementar los salarios. A corto plazo, la remuneración media continuará cayendo. Esto no es sino la consecuencia de un “efecto composición”: los trabajadores que encuentren empleo lo harán a un salario inferior al percibido por aquellos que actualmente tienen un puesto de trabajo. Una vez que se absorba el elevado desempleo generado por la crisis, el crecimiento de los salarios estará determinado por el aumento de la productividad laboral, que depende crucialmente del capital humano. Aquí, habrá que trabajar en dos frentes. Por un lado, es necesario elevar la calidad de la educación y, al mismo tiempo, reducir la tasa de abandono escolar temprano. Sin embargo, existe una proporción elevada de la fuerza laboral que ya ha abandonado el sistema y que lo ha hecho con un nivel educativo poco adecuado para las necesidades actuales de las empresas. Para estas personas, es necesario fomentar una modernización de las políticas activas de empleo que les permita acceder a un puesto de trabajo mejor remunerado.

 

Envía tu comentario
Envía tu comentario