alert_servicealert_serviceENTRAR user_add user_add NUEVO USUARIO

¿Ólvido su contraseña?


No cerrar sesión
Fecha de publicación
Desde
Hasta
x

Área personal


¿Ólvido su contraseña?
x

Inicie sesión para participar



¿Aún no estás registrado? Regístrate ahora
x
Realiza tu búsqueda introduciendo el texto
Realiza tu búsqueda por otros criterios
img_publication Artículo de Prensa

Una recuperación por afianzar

Diario Levante (España)

Por

La Comunidad Valenciana se ha convertido en uno de los paradigmas de la recuperación económica en España. Tras una recesión más aguda, donde el mercado laboral, el tejido financiero y las cuentas públicas de la Generalitat, sufrieron graves desequilibrios; la región ha conseguido crecer por encima de la media nacional durante los tres últimos años.


La Comunidad Valenciana se ha convertido en uno de los paradigmas de la recuperación económica en España. Tras una recesión más aguda, donde el mercado laboral, el tejido financiero y las cuentas públicas de la Generalitat, sufrieron graves desequilibrios; la región ha conseguido crecer por encima de la media nacional durante los tres últimos años.

Efectivamente, el cambio de ciclo económico de 2013 trajo consigo una reversión del diferencial de crecimiento respecto a España, que aún hoy se mantiene vigente. En este tiempo, la actividad se ha visto favorecida por los mismos vientos de cola que han soplado a favor de la recuperación económica nacional, pero, indudablemente, también por determinantes internos. Entre estos últimos, destaca la reorientación de las inversiones hacia la industria y el sector servicios, y de la demanda agregada hacia las exportaciones. Así, las mejoras de competitividad y el aumento de la productividad y de la capacidad instalada han potenciado el crecimiento de las ventas al exterior y la ganancia de cuota del sector turístico valenciano. ¿El resultado? El año 2015 finalizó con cifras récord en turismo y exportaciones, y ha convertido al Puerto de Valencia en el primero de España en tráfico de contenedores.

A nivel doméstico, el consumo y la inversión se han visto impulsados por la disminución del precio del petróleo y por la política monetaria expansiva del BCE, al aumentar la renta disponible de las familias y los márgenes empresariales en un entorno con condiciones de financiación favorables. Asimismo, el cambio de signo en la política fiscal de la Generalitat -patente en un aumento del gasto primario cercano al 0,5% del PIB en 2015 frente al ajuste de cuatro puntos en 2013-, habría favorecido la expansión de la demanda interna en el último año. Igualmente, ciertos desequilibrios han sido corregidos. Por ejemplo, tras reducir su peso en la economía valenciana a la mitad, el sector de la construcción ha dejado de contribuir negativamente al crecimiento regional.

Hacia delante, la inercia mostrada por la economía valenciana apunta a un escenario donde la recuperación se consolida. No obstante, aún queda camino que recorrer para recuperar los niveles de empleo y renta per cápita de 2007. Y los riesgos que se ciernen sobre el contexto económico no hacen sino poner piedras en el sendero. A nivel externo destaca la volatilidad de los mercados financieros, asociada a la desaceleración de China y a los efectos perniciosos de una caída aguda y prolongada de los precios del petróleo. En España, la incertidumbre sobre la política económica ha aumentado en los últimos meses, en un contexto en el que tener certeza del entorno regulatorio, institucional y fiscal es una condición necesaria para la toma de decisiones de consumo e inversión. En este sentido, la región se enfrenta al reto de afianzar la sostenibilidad de las cuentas públicas, más allá de los desequilibrios que pueda producir el sistema de financiación autonómica.

La economía valenciana crecerá en 2016 y 2017 alrededor del 2,7% anual, medio punto por encima de su media histórica. Este dinamismo ofrece una ventana de oportunidad para implementar reformas estructurales que reduzcan el déficit a la vez que se aumenta el crecimiento potencial de la economía. Sólo por este camino, la Comunidad Valenciana podrá mantener un crecimiento sólido y duradero, apuntalar la recuperación y superar los niveles de empleo y renta previos a la crisis.

Envía tu comentario
Envía tu comentario