Buscador

Publicada el miércoles, 29 septiembre 2021

España | A vueltas con el salario mínimo y las diferencias regionales

La evidencia empírica sobre el salario mínimo (SMI) da lugar a un polémico debate sobre el ritmo de crecimiento del SMI y sobre la necesidad de diferenciarlo en función de la edad y la experiencia laboral, o del territorio.

Puntos clave

  • Puntos clave:
  • En este debate deben tenerse en cuenta otros objetivos al menos tan importantes como alcanzar el 60 por ciento del salario medio que recomienda la Carta Social Europea. Estos tienen que ver con minimizar el desempleo, la temporalidad y la economía sumergida, al tiempo que se maximiza la productividad, la empleabilidad de jóvenes y mayores, y se mejora la equidad.
  • Las diferencias regionales en la cualificación de sus trabajadores y en la productividad y competitividad de sus empresas dan lugar a distribuciones de emparejamientos entre trabajadores y puestos de trabajo con una enorme dispersión.
  • Aquellas regiones en las que un porcentaje mayor de estos emparejamientos es de baja productividad están más expuestas a que un mismo salario mínimo para todas ellas dé lugar a una mayor tasa de desempleo.
  • Lo óptimo sería que las regiones convergieran en capital humano, productividad y competitividad de las empresas. El problema es que esta convergencia entre comunidades autónomas ha sido prácticamente inexistente en las últimas cuatro décadas.
  • No debemos renunciar a llevar a cabo un amplio conjunto de políticas integrales, consistentes entre sí y eficientes, que garanticen la igualdad de oportunidades entre regiones y faciliten su convergencia a largo plazo, sin condenar a algunas de ellas a una tasa de paro estructural más elevada que otras.

Geografías

Temáticas

¿Te ha resultado útil la información?

También te podría interesar