Buscador

Publicada el viernes, 12 marzo 2021

España | I+D en el sector privado: con los fondos NGEU no basta

La investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) son, sin duda, asignaturas pendientes de España. El pobre desempeño en este terreno tiene severas consecuencias sobre nuestra economía. Por ejemplo, el nulo crecimiento de la productividad laboral durante los últimos años, con el consecuente impacto en los salarios.

Puntos clave

  • Puntos clave:
  • En 2019, el gasto total en I+D en España fue del 1,2% del PIB, muy lejos del nivel medio de la UE (2,1%). Esta diferencia se explica, principalmente, por la contribución del sector privado, que lleva estancada una década en torno al 0,7% del PIB, la mitad de la media europea.
  • Nuestras estimaciones indican que si España tuviera una distribución por tamaño como la que presentan las empresas alemanas, la inversión en I+D sería más del doble que la actual. Por su parte, la composición sectorial solo explicaría un 12% de la brecha en I+D con respecto a Alemania, frente al 33% causado por el tamaño empresarial.
  • Las dificultades que encuentran las pymes para innovar limitan a su vez la capacidad de crecer y la productividad. Para romper este círculo vicioso es fundamental reformar la regulación empresarial y las ayudas públicas a la I+D, cuyo diseño actual pone numerosos obstáculos al crecimiento de las empresas.
  • Si bien es una buena noticia que los Presupuestos Generales recientemente aprobados incluyan un aumento de las partidas a I+D del 80% con respecto al año anterior, existe el riesgo de que estos recursos no lleguen a su destino.
  • En un contexto de creciente automatización del trabajo y de transición ecológica y digital, los próximos años también son cruciales para que España use los recursos extraordinarios del Next Generation EU (NGEU) para dar un paso adelante en el campo de la innovación.

Geografías

Temáticas

¿Te ha resultado útil la información?

También te podría interesar