Buscador

Publicada el lunes, 14 marzo 2022

Global | La inflación, una realidad repleta de incertidumbre

El BCE, junto a la mayoría de bancos centrales de países desarrollados, ha recogido el testigo marcando un objetivo de inflación del 2%. Tarea nada envidiable pues disponen de un único instrumento verdaderamente eficaz, el control de tipos, cuya fuerza se disipa cuanto más alejada esté la inflación de la meta establecida.

Puntos clave

  • Puntos clave:
  • Hoy nos encontramos en medio de varios eventos con un desenlace difícil de predecir, empezando por la invasión de Ucrania. Este conflicto ya ha generado una importante alza en el precio de la energía y ha comenzado a deprimir la actividad en grandes centros de producción europeos.
  • Pero la invasión a Ucrania no es la única presión inflacionaria y contractiva cuyo desenlace permanece incierto. Aún arrastramos dos fuegos cruzados tras la epidemia de la COVID, en este caso varios cuellos de botella en las cadenas globales de producción junto a una “Gran Dimisión” de la fuerza laboral.
  • A esto, se suma el enfriamiento de las relaciones entre EE. UU. y China, que debilita el proceso de globalización de las últimas décadas. Incluso, el cambio climático ya es una realidad que presiona al alza los precios agrícolas.
  • Si se estima que son pasajeras estas presiones inflacionistas y contractivas a la vez, el BCE tendría que tolerar mayor inflación para no amplificar el sufrimiento económico (no tanto por consideraciones humanitarias, sino por no enfrentarse de nuevo al riesgo de “japonización” una vez pasadas las presiones).
  • Aunque si se considera que son permanentes, la receta convencional es corregir la inflación lo antes posible ya que retrasar la medida solo la haría más onerosa.

Documentos para descargar

Geografías

  • Etiquetas de Geografía
  • Global

¿Te ha resultado útil la información?

También te podría interesar